Antonio Expósito

[Blog] No Estamos Locos

[Blog] No Estamos Locos

Sobre la esquizofrenia…

Seguramente el hecho de escribir esto se traduzca en ‘meterse en un barrizal’, pero hace unas semanas visioné el documental ‘Uno por ciento’, de Julio Medem e Ione Hernández, sobre la esquizofrenia, y mi curiosidad e interés por este tema, sumado a la noticia de que en España ya hay más hospitales privados que públicos, me han llevado a reflejar mis pensamientos, a riesgo de equivocarme.

‘Todo el mundo en algún momento, ha tenido la impresión de perder la razón’

Sin conocimientos médicos ni psiquiátricos, no es conveniente aventurarse a la extendida práctica de hablar sin saber lo que se está diciendo, pero ¿quién no ha sentido en alguna ocasión que perdía la razón? Seguramente sea una buena manera de comenzar. Para sentir empatía por un enfermo de esquizofrenia, quizá sería interesante imaginar que aquel episodio en el que ‘perdimos la cordura’, perdurara cada día y de forma crónica en nosotros. ¿Ahora sí? Comencemos.

‘Para mi madre lo más importante era ponerme un plato de comida y que estuviera bien físicamente. Psíquicamente, eso era una utopía’

Una pierna rota se ve, cualquier enfermedad física se percibe, si no es por evidencia, es por deterioro físico, pero se percibe, y eso, quizá, ayude a ponernos en la piel de la otra persona. En muchas ocasiones las enfermedades, trastornos o problemas mentales no se presentan a la vista de todos. Si a este factor le sumamos el educacional, esto se convierte en una bomba de relojería a nivel social, desde la infancia hasta la edad adulta, casi sin ninguna diferencia de actitud.

Si hacemos memoria, recordaremos que en las aulas nos mostraban aquellos dibujos del cuerpo humano, de los huesos y de los músculos. Aquel dibujo con una forma que recordaba a un laberinto, pasaba desapercibido. No creo que nadie pretenda que un niño estudie el funcionamiento del cerebro, porque es incluso complicado para los investigadores, pero en la educación está la clave y si nadie nos enseña a comprender la importancia de nuestro órgano más importante, creceremos, en bastante medida, un poco más deshumanizados. El amor, por ejemplo, es un proceso químico del cerebro, no arte de magia en los corazones de los amantes.

‘Por estadística, el enfermo de esquizofrenia es menos agresivo que la población general’

Siempre basándome en datos que ofrecen los expertos y las personas con conocimiento sobre la materia en este documental, y al contrario del estigma que tenemos asumido, las personas con esquizofrenia no son, por definición, agresivas. Como en demasiadas ocasiones, manipular mediante el lenguaje provoca  que el imaginario colectivo asuma ciertas afirmaciones como objetivas, aunque esto provoque exclusión social, quién sabe si premeditada: ‘Cuando se habla de que ‘un esquizofrénico ha hecho tal barbaridad en tal sitio’, esa generalización es absolutamente injusta. Y, sobre todo, no es verdad’.

Ahora bien, uno de los pacientes cuenta una anécdota personal derivada de los delirios que le produce esta enfermedad: ‘Si no llega a ser por mi madre, le meto tres puñaladas’, decía. Es posible que, ahora sí, me introduzca de lleno en el barrizal pero, en caso de haber llevado a cabo ese acto, ¿quién es el responsable del asesinato? Socialmente y jurídicamente todos tenemos claro a quién se lincharía y, por cierto, algunos programas de las mañanas televisivas tendrían contenido para cubrir veinte o treinta programas. ¿Por qué no pensamos un poco en la pregunta que he planteado mientras seguimos leyendo este artículo?

‘Todo el día drogado, sin poder hablar, sin poder ver la tele. Todo el día drogado como un zombie’

Nos hemos acostumbrado a asumir que todo se cura con fármacos. A estas alturas no vamos a negar el avance farmacológico y los avances que ha aportado, pero tampoco podemos mirar a otro lado ante la más que sospechosa actitud de las empresas farmacéuticas y el negocio que esto supone para los que manejan el sector y, teniendo en cuenta cómo funciona el sistema capitalista, también para algunos gobiernos. Como mencionaba al inicio del artículo, sólo hay que leer la prensa para encontrar titulares que nos informan de un hecho triste y de auténtica desvergüenza: En España hay más hospitales privados, que públicos. Esto supone que algo tan vital como la sanidad pasa a ser mayoritariamente un negocio, una mercancía. Y cuando en la misma ecuación se juntan las palabras ‘derecho’ y ‘negocio’, la ‘x’ suele despejarse mal. Sólo hace falta encender la TV y ver las imágenes de las guerras imperialistas. ¿Qué mayor derecho puede haber que el de vivir? Bien, pues el negocio se antepone por muchas personas que caigan por el camino.

‘Es más fácil darte una pastilla y anularte, que estar una hora contigo hablando e intentando saber cuál es el problema que tienes’

Uno de los testimonios más interesantes del documental es el de Xabi Comín, una persona afectada por la esquizofrenia. Esta es una enfermedad que nadie sabe cómo es, excepto el que la sufre. Puedes estudiar y estudiar, pero si no la vives en tu propia piel, dudo que la puedas entender por completo. Y algunos de los entrevistados así lo aseguran.

Cuando alguien que convive cada día con todo esto te reclama una atención terapéutica, ¿no sería lógico escucharle? La ciencia está muy bien, pero no debe ser un fin, sino una herramienta. Y si todas las personas coinciden en que hay carencia de atención psicológica y exceso del uso puramente farmacéutico, quizá deberíamos replantearnos qué es lo mejor para ellos. Como decía antes, escuchar a quien lo vive no debe ser una mala idea, aunque no estemos acostumbrados a hacerlo.

A mí me da un vuelco, no sé si al corazón pero sí a la razón,  cuando escucho a una de las pacientes decir ‘Me visita una psiquiatra 20 minutos cada tres meses’. Y no hace falta ser médico para darse cuenta de la barbaridad que esto supone. Ella misma concluye ‘Me dijo el psicólogo: ‘las cosas te van mal, ven a verme de aquí tres meses’ y le dije que dentro de tres meses igual me he muerto ya’. Para estar ‘loca’, me da la sensación de estar leyendo una reflexión muy clara y que todos entendemos.

‘Hay padres y madres que pierden su puesto de trabajo para poder cuidar a esta persona. Y los ingresos económicos cada vez menores’

Leíamos en Europa Press, hace unos días, que la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla La Mancha denunciaba a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ‘por la vulneración de los derechos de las personas en situación de dependencia y que abarcan el incumplimiento de seis legislaciones’.

La situación en la casa de un enfermo mental es lo suficientemente complicada pero, lógicamente, si no hay voluntad política para facilitar la vida de la población afectada, el problema nunca va a dejar de existir. Y, por supuesto, hablemos claro y señalemos a los responsables de la exclusión, a los responsables de dirigir a la población a la miseria. Estos responsables son criminales y se les debe tratar como tal. Ni más ni menos.

Para concluir, me gustaría destacar una cita de Margarita Laviana: ‘¿Cómo es posible que el mundo se haya organizado con unos niveles de exclusión tan grandes y tan justificados socialmente, institucionalmente, científicamente…?’ Es muy fácil: la clase dominante mediante, entre otras armas, la televisión establece ciertas lógicas y ciertos sentidos comunes que, curiosamente, van en contra de nosotros mismos y las tenemos asumidas como algo totalmente normal. Ahora toca cambiarlas y, mientras no lo hagamos, asumir las consecuencias e intentar responder con todos estos datos a la pregunta que dejé abierta sobre la responsabilidad de alguien que no es dueño de sus actos.


Fuentes:

- Documental ‘Uno por ciento’ de Julio Medem e Ione Hernández (Sobre la esquizofrenia).
- ‘En España hay más hospitales privados, que públicos’
http://www.lasexta.com/noticias/nacional/espana-hay-mas-hospitales-privados-concertados-que-publicos_2014091700252.html
 – La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla La Mancha denunciaba a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ‘por la vulneración de los derechos de las personas en situación de dependencia y que abarcan el incumplimiento de seis legislaciones’
http://www.europapress.es/castilla-lamancha/noticia-plataforma-defensa-ley-dependencia-lm-denuncia-consejeria-sanidad-parlamento-europeo-20141003172423.html
 – El amor, por ejemplo, es un proceso químico del cerebro, no arte de magia en los corazones de los amantes.
http://www.20minutos.es/noticia/200657/0/amor/endorfinas/proceso/